La cara como espejo del alma

Ritratti et elogii di capitani illustri che ne’ secoli moderni hanno gloriosamente guerreggiato. Descritti da Giulio Roscio, monsig. Agostino Mascardi Fabio Leonida Ottauio Tronsarelli, & altri.  In Roma : ad instanza di Filippo de’ Rossi : nella stampa del Mascardi, 1646

AS. 5068

Ritratti et elogii di capitani illustri es la segunda edición de una de las obras más hermosas y significativas del editor Pompilio Totti. Nacido en Cerreto de Spoleto hacia 1590 y perteneciente a una familia culta, fue un más que aceptable editor, un apasionado anticuario, un insigne grabador y, sin lugar a dudas, un amante de los libros. Se encargó de la edición de obras muy significativas por sus cuidados grabados: Ritratto di Roma antica (Roma, 1627), Ritratto di Roma moderna (Roma, 1638) o Ristretto della grandezze di Roma (Roma, 1637).

Su carrera se inicia como impresor, pero pronto establece una librería en la Piazza Navonna y comienza su andadura como autor, librero y editor. A partir de este momento trabajarán para él impresores de la talla de Alessandro Vecchi, Andrea Fei, Vitali Mascardi, Guglielmo Facciotto o Bernardino Tani.

La primera edición de esta obra fue muy elogiada por Fulvio Testi, uno de los más destacados representantes de la poesía barroca italiana. Se imprimió en Roma en 1635 por Andrea Fei a expensas de Pompilio Totti, quién confesó que había trabajado en ella durante cinco años y que le había supuesto un enorme esfuerzo y mucho dinero. Es una elegante y cuidada edición encuadernada en pergamino y dedicada a Luis XIV, rey de Francia.

La obra elabora una semblanza de los más importantes capitanes del medievo y el renacimiento, entre los que destacan: Fernando el Católico, Carlos V,  Gonzalo Fernández de Córdoba, Cristóbal Colón, Cesar Borgia, Ludovico el Moro, Maximiliano de Austria o Roberto Malatesta. Acompaña a la semblanza un retrato y, al final del texto, en una sola frase, una descripción certera de cada personaje. A Cesar Borgia lo describe con estas palabras: Haveva faccia sparsa di color nero: con occhi fitti in dentro ma socosi; et era di cruda guardatura. (Tenía el rostro teñido de color negro, con ojos hundidos pero ardientes, y su mirada era cruel).

Los grabados calcográficos son excelentes, de gran calidad y muy equilibrados. Es un acertado estudio fisionómico, los retratos revelan una gran correlación entre sus características corporales y espirituales, destapan sus defectos o virtudes, las facultades de su alma, en resumen, evidencian la verdadera naturaleza de los personajes.

 

Caro Baroja, Julio. Historia de la fisiognomía : el rostro y el carácter. Madrid : Itsmo, D.L. 1988.

Duplessis, J. Las maravillas del grabado. Valencia : Librerias Paris-Valencia, D.L.1993.

Rhoders, Dennis E. Pompilio Totti: Publisher, engraver, roman antiquary. Papers of the British School at Rome vol. 37 (1969), pp. 161-172.

The renaissance engravers 15 th-16 th Century : engravings, etchings and woodcuts. Kent : Granje, 2003.

Suscribirse a Libros del porvenir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *