Un curioso ensayo de macrobiótica

josegarcia-ramos
GARCÍA- RAMOS, José (1804-1862)
Ensayo de macrobiótica / por J.G.R.. — Cádiz : [s.n.], 1875 (Imp. de la Revista Médica de Federico Joly)

Unas cartas de Rosendo García-Ramos dirigidas a don Gregorio Chil y Naranjo y custodiadas en el Museo Canario, nos pusieron sobre la pista de un pequeño libro sobre macrobiótica escrito por el padre del primero, José Ezequiel García Ramos y Quevedo,  alrededor de 1860, dos o tres años antes de su fallecimiento.

El autor nace en 1804 en Tacoronte, hijo de un capitán de los Buques de la Carrera de Indias que se dedicó fundamentalmente al comercio de tabaco con Estados Unidos. A los nueve años de edad José fue enviado a educarse a los EE.UU, en colegios de Washington y de Filadelfia, completando su formación en Europa. Con motivo de su casamiento con Catalina Bretillard González, se instala en Tenerife, donde trabaja como  armador de la Sociedad de Tenerife para el Pescado del Salado, desde el 3 de marzo de 1838. Fue, además, regidor del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y contribuyó desinteresadamente a la construcción de la Plaza del Príncipe. Escribió varios trabajos sobre ciencias naturales, botánica, etc., pero sólo  tras su temprana muerte ocurrida en 1862, su único hijo, Rosendo García-Ramos publica dos de sus obras, la que hoy nos ocupa Ensayo de Macrobiótica y  Primeras nociones sobre las islas Canarias, impresa también en Cádiz en 1876.  

El interesante Ensayo de Macrobiótica fue impreso en 1875 en la Imprenta de la Librería Médica de Federico Joly de Cádiz y ha sido donado recientemente a la Biblioteca por los descendientes del autor.

Tiene dos partes muy diferenciadas: una primera parte que lleva el título de Prolegómenos en la que – según le explica su hijo Rosendo al Dr. Chil-  se acerca a las teorías de la evolución biológica de Jean-Baptiste Lamarck, ya que defiende que a través de los caracteres adquiridos pueden irse transformando las especies; y una segunda parte, titulada Diasóstica, término en desuso y que según el Diccionario de Ciencias Médicas  (1821-1827), era la parte de la medicina que tenía por objeto la conservación de la salud. Esta parte es la que trata propiamente sobre macrobiótica -según se había empezado a utilizar por el médico alemán C. W. Hufeland a principios del S.XIX-  como arte del buen vivir, de prolongar la vida a través de buenas reglas de  higiene: alimentación, respiración, calidad del agua, etc. Para nuestro autor la Macrobiótica era la síntesis de los conocimientos humanos.

Sabemos por las cartas, de las que hemos hablado anteriormente, que de esta obra solo se editaron 200 ejemplares, regalados por Rosendo García Ramos a diversas instituciones científicas y a personas de su confianza. Al Dr. Chil le envió seis ejemplares para que los distribuyera entre sus amigos y conocidos relacionados con la ciencia, sin embargo no nos consta que en el Museo Canario se conserve ninguno, sólo hemos podido localizar un ejemplar que se encuentra en la Biblioteca de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

García Ramos, Rosendo. Correspondencia con Gregorio Chil y Naranjo. Museo Canario. Colección: GREGORIO CHIL Y NARANJO (G.Ch.) Sección: Documentación personal y familiar. Subsección: Correspondencia. Serie: Cartas remitidas a Gregorio Chil y Naranjo.  Fechas: 1876.16 de julio; 7,8 y 18 de agosto. Santa Cruz de Tenerife.

Cioranescu, A. (1977). Historia de Santa Cruz de Tenerife. Santa Cruz de Tenerife : Servicio de Publicaciones de la Caja General de Ahorros.

Farrujia de la Rosa, A. J. (2010). En busca del pasado guanche: historia de la arqueología en Canarias (1868-1968). Santa Cruz de Tenerife : Ka.

Farrujia de la Rosa, A.J. (2010). Pioneros de la Arqueología.  Revista de Arqueología, 351, p. 22-24.

Farrujia de la Rosa, A.J. (2014). Ab initio : análisis historiográfico y arqueológico sobre el primitivo poblamiento de Canarias (1342-1969). Santa Cruz de Tenerife: Idea.

Martínez Viera, F. (1968). El antiguo Santa Cruz : crónicas de la capital de Canarias. La Laguna : Instituto de Estudios Canarios.

Martínez, Marcos. (1994). La onomástica de las islas Canarias de la antigüedad a nuestros días. En X Coloquio de Historia Canario-Americana, p. 230-277.

Suscribirse a Libros del porvenir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *